Repertorio

Se empezó con un repertorio fácil y asequible procedente de la colección “La Misa es una fiesta muy alegre” de Cesáreo Gabaráin.

Después se completó con todo lo necesario para cantar el Ordinario de la Misa: Santo, Canto de Paz, Cordero de Dios… Estas piezas son las que interpreta habitualmente la Coral Polifónica Corpus Christi y el Coro de la Catedral, en vistas a facilitar las actuaciones conjuntas de los niños con dichas agrupaciones vocales.

Se han trabajado dos líneas de manera muy especial y que caracterizan nuestra formación:

  • La preparación del Salmo Responsorial: cada semana algún o algunos niños, que se ofrecen de forma voluntaria, preparan el Salmo que, de esta forma, es habitualmente cantado. Así, los niños se acostumbran desde edad muy temprana no sólo a cantar en público sino a “enfrentarse” a la asamblea que los escucha con atención y participa cantando la respuesta. El Salmo Responsorial es, por su propia naturaleza, palabra recitada en las estrofas, con lo que los niños interiorizan y expresan la primacía del texto gracias a la cantilación salmódica.
  • El repertorio gregoriano: pese a las posibles dificultades y/o prejuicios con respecto a este repertorio, los Pueri Cantores han intervenido en múltiples ocasiones con la antífona gregoriana que la liturgia católica dispone para una determinadas celebraciones.

Los niños se acostumbran y familiarizan gracias a este repertorio con el latín, la notación cuadrada sobre tetragrama y sobre todo al canto con el ritmo libre que se basa principalmente en la palabra y en el fraseo prosódico.

A día de hoy cantan en diversos idiomas, destacando el Latín, música de múltiples compositores y todas las épocas incluido el canto gregoriano. Con especial orgullo, sirva como muestra, interpretan piezas de autores de la talla de Tomás Luis de Victoria.

Sanctissimum Corpus Christi